6 pasos clave para diseñar un bolso de piel

¡Hola! En el post de hoy os voy a explicar qué pasos (resumidos) seguimos en Sofía Uriach para pasar de la idea al producto y diseñar un bolso de piel de primera calidad. ¡Sigue leyendo! 

1. INSPIRACIÓN

Este es el punto de partida. Normalmente, la creencia más expandida es que la inspiración surge de los desfiles de moda según cada temporada. Y es cierto que dan mucha información a cerca de colorido, formas y materiales. Pero en Sofía Uriach nos gusta empaparnos de mucha otra información estética, visual y conceptual:

Puede inspirarnos desde una canción, hasta un grupo de música. Incluso un sillón corbusier. También tenemos ciertas musas de referencia que nos dan un chute de creatividad en momentos de flaqueza.

 

 

Me gustaría recalcar que el paso 2 y el 3 pueden intercambiarse, pues muchos diseñadores prefieren diseñar a partir de las pieles o las metálicas que han encontrado. No dejan de ser parte de la Inspiración, en muchos casos.

 

2. BOCETACIÓN

Aquí empieza la fase de papel y lápiz. Con todas las ideas recopiladas, vamos haciendo el ejercicio de ir creando lo que surja en nuestras mentes, evitando al máximo el copiar de otros diseñadores, pues en ese caso la esencia no será la nuestra y estaremos traicionando a nuestra creatividad y alma de diseñador.

3. INVESTIGACIÓN

Una vez sabemos qué línea vamos a seguir en cuanto a diseño, toca la parte más costosa: la de buscar e investigar a cerca de materiales. No es lo mismo un clutch de mano hecho en Napa de cordero (blandita y suave, como el ya viral The Pouch de Bottega Veneta) que un clutch rígido y glamouroso hecho con piel de vaca imitando al cocodrilo (como este bolso de mano de Alexander McQueen). 

Por ello, es esencial encontrar buenas pieles que plasmen lo que tenemos bocetado, pues solamente fallando con este detalle, podemos pasar del éxito al desastre. 

También es importante seleccionar corectamente las metálicas que va a llevar el bolso. No es lo mismo un remache plano que terminado en punta. Da aires muy diferentes a la colección!!

Tampoco es lo mismo un detalle en metal barato que uno caro. ¡Se nota muchísimo! Hay que escoger correctamente al proveedor de metálicas para garantizar un buen acabado y así, a la par, un producto de primera calidad. 

4. FICHA TÉCNICA

Una vez sabemos qué dimensiones va a tener el bolso (podemos coger uno físico de referencia o hacer una maqueta 3D con goma eva para ver si nos gusta el volumen), qué materiales va a llevar (pieles, forro, metálicas) y quién nos lo  va a suministrar todo, podemos comenzar con la ficha técnica. 

Es un documento de 1-2 páginas en el que se muestra en 2D un dibujo a escala de cada una de las perspectivas del bolso, con tal del que cualquier taller sea capaz de descifrarlo. Debe ser muy claro, limpio y ordenado. Con toda la información técnica posible (técnicas de cosido, acabados y materiales de refuerzo incluidos).

5. TALLER

El punto clave. 

Puede que tengas los pasos anteriores IMPECABLES, pero si no tienes un buen taller, olvídate… Es el punto primordial. Por eso, en Sofía Uriach cuidamos tanto al taller. 

Aquí comienza el «curro» de verdad: desde que reciben la ficha técnica y todos los materiales, se ponen manos a la obra para construir el bolso: sacan los patrones de cada bolso,  cortan la piel según el patrón, hacen agujeros en puntos clave para poner más adelante tachuelas etc, rebajan algunos trocitos de piel para ensamblarlos mejor entre sí, cosen, pegan, dan martillazos…vamos, un trabajo 100% artesanal y muy físico que tiene un valor increíble. Es más, me apasiona tanto esta fase (y a la vez se me datan mal hacerla yo misma) que os dejo un video en el que explican mejor este proceso.

Proceso artesanal de confección de nuestro modelo Charlie en un taller local de Barcelona.

 

6. MUESTRAS

Cuando el taller termina de hacer 1 bolso, te lo envía o te avisa para que vayas a buscar la muestra (es mi caso, ya que me encanta visitar el taller cada vez que tengo oportunidad. Ojalá supiese coser…).

Ya con la muestra en tus manos, llega el momento más rompe-cabezas de todos: la rectificación de muestras. 

7. RECTIFICACIÓN DE LAS MUESTRAS

En esta parte del proceso, comparamos las muestras con las fichas técnicas y con la idea de volumen que teníamos en mente. Si coincide, ¡Genial! Pero normalmente no es así, y tenemos que rompernos la cabeza para ver cómo modificar correctamente y en pocos intentos la siguiente muestra. A veces, no nos gusta el largo de la correa, o queremos añadir una tachuela, acortar el tirador de la cremallera o hacer más alto el bolso al completo. Son cosas que llevaremos a cabo en la fase rectificación de muestras, muy importante para que todo el proceso de diseñar un bolso de piel de primera calidad salga bien.

8. PRODUCCIÓN

¡Por fin! Esta parte del proceso es súper gratificante, porque indica que estás satisfecha/o al 100% con tus muestras y das el OK para producir X cantidad de cada una de ellas. Aquí, la pelota recae sobre el taller.

9. CONTROL DE CALIDAD

Una vez nos entregan la producción, la pelota vuelve a estar en nuestro campo y toca estar más atento que nunca a los pequeños detalles: no es lo mismo hacer 1 bolso para una muestra que 20 para una producción. 

Una vez nos cercioramos de que el producto está en unos niveles de calidad y acabados excelentes… Empieza la parte que no depende de uno mismo: ¡la aceptación por parte del consumidor!

Gracias por leer hasta el final 🙂

Espero que hayas disfrutado con este artículo y hayas podido hacer una inmersión lo más cercana posible a todo lo que conlleva el proceso de diseñar un bolso de piel de primera calidad.

¡Muchas gracias!